Vuelos, el Arte de Perderlo

Vuelos, el Arte de Perderlo Image

Vuelos, el Arte de Perderlo

¿Alguna vez has perdido un vuelo?, si es así esto te va sonar muy familiar y creo que divertido dentro de lo que cabe…,En los aeropuertos son muy estrictos en los horarios del tráfico aéreo, imagínate un lugar que recibe 2,500 aviones al día debe de ser una locura para la persona que se encarga que todos esos aviones cumplan con un horario ya establecido, todos los días más de 25 mil personas en temporadas de alta demanda pisan estos lugares, y esto es un arte…¡Enserio lo es! La persona que hace que todo esto funcione

Y donde cabe todo esto de perder los vuelos, ¿te estarás preguntando?, porque también perderlos es un arte, cuando vas a comprar un vuelo ya tienes en la cabeza que día de la semana te gustaría volar, es más que mes te gustaría pasar en el destino, cuando es de negocios pues el día y la temporada la escoge tu empresa con ayuda del Microambiente. Y tienes ya casi todo listo el vuelo ¡Pum! Lo compras, ya tienes medio pie dentro del avión que puede salir mal, tal vez piensas que lo más difícil ya paso que era encontrar un vuelo – el día que yo quería, la hora que yo quería y el asiento que yo quería,- bueno mi estimado viajero déjame decirte que en el  momento que diste clic en “comprar” diste comienzo a toda un travesía hasta el día te tomar el vuelo, y sabes porque bueno tocaremos 5 puntos.

1: ¿Que me voy a llevar?:

Supongamos que tu vuelo es en tres días, y miras tu closet y ves que tienes más ropa sucia que limpia porque habías dicho – lavare el fin de semana- cuando el fin de semana ¡te vas!, entonces comienza en tu cabeza, las ideas de – si la llevo a la lavandería mañana me la tienen hasta el otro día tan solo tendría unas horas para decir que llevarme- y la otra idea de – Si lavo en mi casa, eso me quitaría tiempo para poder despedirme de mis amigos-, y todo es porque no quieres dejar nada sucio o  porque quieres tal vez llevarte lo que traes puesto en este momento.

2: Dejar todo en Orden:

No sabes por donde comenzar, si tienes mascotas piensas con quien dejarlos o que será de él o ella los días que no estés, hasta las horas que no estas lo piensas, y exactamente en ese momento quieres dejar todo en orden tal vez pagar cuentas, visitar a todos, comprar cosas personales… ¡la comida en el refrigerador! ¿No te acordabas, verdad? Y peor si se te ocurrió hacer despensa un día antes.

3: ¿Cómo te vas a ir?:

Tal vez en este caso la familia es la que más nos ayuda, pero ¿y si vives solo? ¿Y si ningún amigo puede ese día?; entonces generas del plan A hasta el plan A-1, le das una vuelta al Abecedario, en listando quien es tu primera opción hasta El que de milagro pueda.

4: El peso de la maleta

Creo que todos, ¡Todos! sufrimos con este punto, aun que te vayas tres días quieres llevarte hasta el gorro de nieve por si las dudas… bueno en algunos casos, existen personas que con 2 cambios saben cómo sobrevivir, pero este no es el caso, entra el miedo de – ¿y si se pasa por 2 gramos? ¡YA! Maleta nueva y tienes que pagar recargo en el Check-In.

5: ¿Que te vas a llevar puesto ese día?:

Este punto es muy frecuente en todos, no sabes si ir formal o irte como te levantas de la cama, hay personas que se comienzan arreglar 5 horas antes por si las dudas, se cambian dos veces porque no están seguras, tienes en cuenta el clima del lugar donde vas o de que puedes hacer llegando.

Entonces crees ya tener todo el orden, en tres días, lo que te llevaras lo que debes de hacer antes de irte, y quien te llevara. Llega el día del vuelo, y que crees todo lo anterior salió a la perfección, dices que puede pasar, vas a buena hora; que más puede pasar.

Mi querido viajero tal vez tu controles lo que pase en tu casa y tal vez lo que pase durante tu trayecto al Aeropuerto… pero hasta ahí, porque tú no controlas lo que pasa pasando esa puerta de vidrio que se abre y se cierra mil veces al día.

Llegando resulta que es fin de semana y hay una fila en el Check-in de cómo – “aquí me quede”- de personas, y cuando logras llegar haces el proceso de rutina, pero lo que no sabías es que ahora tienes que sacar tu vuelo en unas máquinas que está afuera de la fila, por normas de las aerolíneas, que en los filtros te revisan todo y en casos lo que comiste horas antes y que tu sala es la numero 20 saliendo por la puerta z- 3, las cuales son: la sala más lejos en la puerta más lejos.

Y todo esto para cuando llegas te dicen que el avión a cerrado puertas y tú no estás en él, es cuando recuerdas los 3 días anteriores de preparación y las 2 horas en la fila para que el resultado sea ver por el vidrio de la sala como tu vuelo se va, ¿Y el arte de perder un vuelo donde esta? Te estarás preguntando, En que todos los procesos que haces, físicos y emocionales tiene un resultado sea bueno o malo, pero ve el lado bueno hiciste un grupo llamado los #Travelbutlers para aquello que son Amantes del Arte de perder un vuelo wwwthetravel-butler.com.

 

 

Author | admin Comments | 0 Date | 10 noviembre, 2016

categories & tags

leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *